Al menos cuatro personas mueren en un nuevo tiroteo en EEUU, esta vez en un hospital

De los heridos, ninguno se encuentra en peligro de muerte, según la Policía.

La Policía de Tulsa afuera del hospital tras el tiroteo. CNN

Al menos cuatro personas murieron el miércoles en un tiroteo en el campus del Hospital St. Francis, en Tulsa, OklahomaEstados Unidos, informa CNN una semana después de la masacre que acabó con las vidas de 19 niños y dos adultos, en una escuela primaria de Texas.

El atacante también resultó muerto, presumiblemente por una herida autoinfligida, de acuerdo a la información proporcionada por el subjefe del Departamento de Policía de Tulsa, Eric Dalgleish, en conferencia de prensa.

Varias personas resultaron heridas en el suceso, pero, según informó a CNN el capitán de policía Richard Meulenberg, ninguna presenta lesiones que pongan en peligro sus vidas.

De acuerdo a Dalgleish, los despachadores recibieron una llamada sobre un atacante en el Natalie Medical Building, un edificio de consultorios médicos en el campus del St. Francis, poco después de las 4:50 PM, hora local.

Los agentes respondieron a la escena en cuestión de minutos y se pusieron en contacto con las víctimas y el sospechoso aproximadamente cinco minutos después. Los agentes que llegaron pudieron escuchar disparos dentro del edificio, que los dirigieron al segundo piso, según el subjefe.

«La escena está bastante limitada a una sección de ese piso, en el segundo piso», dijo Dalgleish, quien agregó que ningún agente resultó herido.

El oficial explicó además que la Policía está cerca de identificar al sospechoso, que tenía dos armas: un rifle y una pistola.

«Parece que ambas armas, en un momento u otro, fueron disparadas», dijo el subjefe.

Por su parte, Meulenberg describió el suceso como «terriblemente trágico» y afirmó estar orgulloso de los agentes de policía que intervinieron.

«Estoy muy, muy orgulloso de los agentes por llegar allí tan rápido como lo hicieron, lo que podría evitar que más personas pierdan la vida hoy», dijo.

El alcalde de Tulsa, GT Bynum, expresó su «profunda gratitud» a los primeros en responder a la emergencia que «no dudaron hoy en responder a este acto de violencia».

«Los hombres y mujeres del Departamento de Policía de Tulsa no dudaron», declaró el alcalde.

«No hay nada más que esta comunidad pueda hacer por nosotros que orar por las familias, los seres queridos y las víctimas de este acto sin sentido», dijo Cliff Robertson, director ejecutivo de Saint Francis Health System, en la conferencia de prensa.

La Policía explicó que se ha establecido un sitio de reunificación para familiares y amigos en Memorial High School, al oeste de LaFortune Park.

En un comunicado publicado en Facebook y citado por CNN, el Sistema de Salud de Saint Francis informó que todas las citas en ciertos lugares, programadas antes del mediodía del jueves se cancelaron «para permitir que nuestro personal y cuidadores tengan la oportunidad de procesar los trágicos incidentes de hoy».

«Además, las oficinas ortopédicas de la Clínica Warren en el edificio Natalie estarán cerradas por el resto de la semana», dice el comunicado.

El presidente Joe Biden fue informado sobre el tiroteo, de acuerdo a un funcionario de la Casa Blanca, que está monitoreando de cerca la situación y se ha comunicado con funcionarios estatales y locales para ofrecer apoyo.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%