Al menos 15 personas son acusadas por vender medicamentos en Cienfuegos

Son acusadas “de actividad económica ilícita, apropiación indebida o tenencia de drogas”

Ante la escasez de medicamentos en farmacias, los cubanos acuden al mercado informal. (Foto ilustrativa: Julio Martínez Molina-Granma)

Al menos 15 personas han sido acusadas en Cienfuegos “de actividad económica ilícita (AEI), apropiación indebida o tenencia de drogas” debido al “manejo inescrupuloso de medicinas y/o insumos médicos”.

Según información publicada por el portal Cubadebate, otros ocho ciudadanos se encuentran pendientes a medidas administrativas por la misma razón. La cifra de involucrados en estos crímenes se corresponde al periodo comprendido del 26 de julio al 2 de septiembre.

“Se han ocupado 20 blísteres de Azitromicina, 29 bulbos de Rocephin y cantidades más reducidas de otros 45 medicamentos e insumos. Mientras la mayor cantidad del primer antibiótico referido corresponde a importaciones realizadas por personas naturales, en los casos restantes sobresalen los de uso hospitalario”, refiere el mencionado medio de prensa.

Durante las investigaciones, los propios acusados confesaron los desorbitantes precios a los que vendían los medicamentos: Azitromicina, entre los 1 800 y 6 000 pesos cada blíster; y el bulbo Rocephin a 6 000 pesos.

La azitromicina solo está disponible a nivel de hospital en Cuba. (Foto: Gisela García-Facebook)

“Es doloroso que una medida aprobada por el bien de la familia cubana, como lo es la flexibilización para importar alimentos, productos de aseo y medicamentos, sin carácter comercial, sirva de paraíso, no a la solidaridad y la generosidad, sino a la ambición y el oportunismo”, destaca el texto.

Sin embargo, la venta de medicamentos en el mercado ilegal en Cuba no solo está relacionada con productos importados por ciudadanos, sino también con el desvío de insumos de los propios centros de salud.

Hace solo unas semanas el Ministerio del Interior informó que 15 personas se encontraban bajo arresto y proceso investigativo por el presunto robo de medicamentos y la venta ilícita de los mismos en Guantánamo.

En esa provincia ocurrieron ocho hechos delictivos relacionados con lo anterior. Entre ellos destaca uno donde se utilizó la fuerza para sustraer medicamentos en el hospital.

“Los delitos de especulación y acaparamiento y actividades económicas ilícitas tienen establecidas sanciones que van desde tres meses a un año de privación de libertad o multas de 200 a 3.000 pesos. El tribunal puede adecuar estas penas por la circunstancia de estar en epidemia”, se informó.

Por su parte, en Ciego de Ávila varios trabajadores de la salud se encontraban bajo arresto por robo de medicamentos en las instituciones sanitarias de la provincia.

“Los ciudadanos que cometieron tal delito se mantienen en prisión provisional, a la vez que se profundiza en las investigaciones para determinar a otros responsables”, se indicó en una nota, sin más detalles, publicada por medios de prensa oficialistas.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%