Ahora con chantajes, el régimen vuelve a la carga en Cuba contra la madre de la directora de Cubalex

‘Si yo mañana renuncio para que dejen a mi mamá en paz, Cubalex va a seguir trabajando, que es lo que Cuba necesita’, advierte Laritza Diversent.

Laritza Diversent, directora de Cubalex. LARITZA DIVERSENT/FACEBOOK

La Seguridad del Estado volvió a recurrir al acoso contra la cubana Maricelis Cambara, madre de la directora del Centro de Información Legal Cubalex, Laritza Diversent, para que esta abandone su labor de asesoría y de denuncia de las violaciones de derechos humanos que comete el régimen. Esta vez, el órgano represivo usó los problemas de salud y vivienda de la mujer de 63 años para chantajearla.

«Denunciamos acoso de la Seguridad del Estado a la mamá de @LDiversent, directora de Cubalex», denunció en su cuenta de Twitter el Centro de Información Legal. 

«Si tú convences a tu hija de que termine con lo que hace, entonces te vamos a resolver tus problemas de vivienda y la operación que necesitas», comunicaron dos agentes a Maricelis Cambara, de acuerdo a la publicación. 

Para la directora de Cubalex, el intento de la Seguridad del Estado de coaccionar a su madre en Cuba es una prueba de la importancia del trabajo del centro que dirige y de la necesidad de continuar llevándolo a cabo. 

«Esto me convence de que hay que seguir haciendo el trabajo porque algo hacemos bien. Si no les preocupara Cubalex no acosarían una mujer con discapacidad, de 63 años», citó el Centro de Información Legal a Diversent en su hilo de Twitter.

La abogada aclaró además que, aun si decidiera renunciar a la dirección de la organización para que cesen las presiones sobre su madre en Cuba, el trabajo de Cubalex no se detendría.

«Está de más aclarar que no voy a usar mi posición de liderazgo para hacer retroceder la organización por chantajes», señaló la abogada.

«Si yo mañana renuncio para que dejen a mi mamá en paz, Cubalex va a seguir trabajando, que es lo que Cuba necesita», advirtió.

La madre de Diversent ya había recibido presiones de la Seguridad del Estado en agosto de 2021. En aquel momento, un agente se presentó en su casa y la amenazó con un proceso legal por el trabajo de la abogada al frente de Cubalex. 

«Maricelis Cambara, de 63 años, fue advertida que hasta ella podría ser juzgada por el trabajo de su hija. A la vez que la amenazaron con interceptar a Laritza en Estados Unidos u otro país y llevarla hasta Cuba para juzgarla», informó la organización a través de un comunicado en Facebook.

Pese a la amenaza de secuestrar a la directora de Cubalex, el agente tuvo que preguntarle a la madre en qué estado residía la abogada, radicada en Estados Unidos desde 2017.

Meses antes, en mayo de 2021, el vocero Humberto López había exhibido en televisión el arsenal legal del régimen contra la oposición y los cubanos en el exilio. Dicho arsenal incluye juicios en ausencia a cubanos que, según el Gobierno, estén «financiando» supuestas acciones subversivas o tengan algún nivel de participación.

Cubalex nació en Cuba en 2010 y además de ofrecer asesoría legal a ciudadanos de forma gratuita ha presentado informes sobre violaciones de derechos humanos en la Isla ante organismos internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Desde que comenzó su labor en Cuba, Diversent ha sido víctima de la campaña de descrédito del régimen y de amenazas que se materializaron en 2016, con el allanamiento de la sede de la organización y la confiscación de los equipos de trabajo.

La Fiscalía y el Ministerio del Interior (MININT) interrogaron a personas privadas de libertad o sus familiares asesorados por Cubalex, para intentar demostrar que la organización cobraba por sus servicios. No lo consiguieron, porque ni Diversent ni los miembros de su equipo aceptaron nunca dinero o regalos. Nadie que hubiera recibido sus servicios pudo decir lo contrario.

Los miembros de Cubalex se vieron obligados a emigrar en 2017, pero han continuado su trabajo desde el exilio.

«Mientras estuvimos en Cuba, atendíamos principalmente a las personas que iban a la oficina, la mayoría no tenía motivaciones políticas o críticas respecto al Gobierno. Si las tenían, ese no era el motivo principal por el que se dirigían a nosotros. Eso nos abrió un mundo de violaciones que no teníamos pensado, por ejemplo, en temas de educación, de salud, en muchísimas otras aristas que no estaban reducidas a los derechos políticos y civiles. Desde EEUU, la atención está centrada en defensores de derechos humanos, activistas, periodistas, porque son los que más se conectan. Nuestro trabajo sigue funcionando de manera online, ya no hay una atención cara a cara. Ahora es a través del correo electrónico o las redes sociales», explicó Laritza Diversent a DIARIO DE CUBA en 2020.

Tras los sucesos del 11J, Cubalex ha asesorado a familiares de detenidos y ha denunciado las mentiras del régimen, que intentó presentar a los manifestantes como criminales, construyéndoles falsos antecedentes penales a varios.

A inicios de octubre pasado, en medio de las protestas pacíficas que tenían lugar en Cuba, la organización ofreció claves para actuar en casos de detención. Los consejos iban dirigidos tanto a familiares y amigos de personas desaparecidas como a quienes decidan participar en un ejercicio de libertad de expresión y manifestación. 

En septiembre, último Cubalex presentó un informe documentando la situación de los derechos humanos en Cuba durante el mes de julio de 2022, según el cual tuvieron lugar un total de 183 incidentes represivos que afectaron a un total de 218 personas, de las cuales 89 fueron mujeres y 129 hombres.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%