Aguas albañales los ahogan por cría de cerdos de un militante y nadie hace nada

Desde 2013, los vecinos de la carretera del Cristo, frente al parque de Boniato, en Santiago de Cuba, están ahogados en aguas albañales por la cría de cerdos de un militante del PCC que no cumple con los requisitos higiénico-sanitarios para ello.

Desde 2013, los vecinos de la carretera del Cristo cuyos domicilios están numerados como 18 y 18 y medio sienten que están ahogados en aguas albañales por la cría de cerdos de un militante del Partido Comunista que no cumple con los requisitos higiénico-sanitarios para ello.

Sin embargo, y pese a que han hecho múltiples denuncias y tramitado numerosas quejas ante las instancias correspondientes del régimen, hasta el momento nadie ha hecho nada y cada día que amanece es otro más de sufrimiento para la localidad santiaguera por el fétido vertimiento.

De la situación dio cuenta en Facebook el usuario identificado como Luis Felipe Zaldívar Cisneros, quien compartió varias fotos del desagüe de los corrales de cerdo de un vecino de la carretera del Cristo, frente al parque de Boniato.

“Estos señores tienen una crianza de cerdos en el centro del poblado y no tienen condiciones higiénicas para su actividad, la mier… de cerdos corre por los lados y el frente de varias viviendas y de una institución estatal, las oficinas de Aguas Santiago”, explicó Zaldívar para contextualizar qué mostraba y el porqué de su denuncia.

Según dijo, de la problemática tienen conocimiento todos los factores e instituciones de la vecindad, pero por algún motivo u otro ninguna actúa sobre ella. 

Así lo ilustró irónicamente el denunciante, quien asegura que los vínculos personales entre los criadores y los responsables de sancionarlos son los que ponen “buena” la historia: 

El PCC provincial está al tanto, pero “los vecinos en cuestión son militantes del PCC, ¿entonces? También tiene conocimiento la delegada del Poder Popular, pero son amigos de la infancia, ¿entonces? El jefe de Sector, pero no es su problema, su problema es tratar de resolver algún delito menor para no perder el estímulo. 

Lo peor es que el inspector de higiene y epidemiología de la zona se pasa el día en esa casa tomando ron, ¿entonces? Y el inspector de salud pública que mandó el policlínico del poblado entró por una puerta con su portafolio… y salió por la otra con un bolso, parece que se le rompió el portafolio, ¿entonces?

Pero ahora viene lo mejor, al lado de estas personas vive el vicedirector de higiene y epidemiología de la ciudad de Santiago de Cuba, pero son amigos de la infancia y a él ya le dieron un auto de estímulo… ya, ¿entonces?”

A partir de tal situación e inoperancia institucional, Zaldívar se pregunta si lo que sucede en su poblado es culpa de los americanos o puede un militante en Cuba del Partido Comunista y único hacer lo que le dé la gana.

“Sé que las represalias serán conmigo, pero por lo menos tienen que venir y ver. Esto está pasando desde el 2013, esto lo sabe hasta la señora gobernadora de la ciudad, y tengo documentos que lo prueban”, agregó, a la vez que señaló que es lamentable que cosas como estas pasen en medio de una contingencia sanitaria y en un país con problemas de abastecimiento e infraestructura.

Tomado De ADNCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.