Foto de Abu Muhammad al-Masri en la lista de Más Buscados del FBI

Abdullah Ahmed Abdullah, considerado el número 2 de Al Qaeda y acusado de ser uno de los autores intelectuales de los mortíferos ataques de 1998 contra las embajadas de EE.UU. en África, fue asesinado en Irán hace tres meses, según confirmaron funcionarios de inteligencia al diario The New York Times.

Ahmed Abdullah, que se hacía llamar Abu Muhammad al-Masri, fue baleado en las calles de Teherán por dos agentes encubiertos en una motocicleta el pasado 7 de agosto, aniversario de los ataques a las embajadas norteamericanas en África. Su hija, Miriam, la viuda del hijo de Osama bin Laden, Hamza bin Laden, también recibió varios disparos.

El ataque fue llevado a cabo por operativos israelíes a instancias de Estados Unidos, según cuatro de los funcionarios entrevistados por el Times. No está claro qué papel desempeñó Estados Unidos, que había estado rastreando los movimientos de al-Masri y otros agentes operativos de Al Qaeda en Irán durante años.

Aunque los rumores sobre la muerte de Al-Masri habían aumentado, nunca se había confirmado hasta ahora. Al Qaeda no ha anunciado la muerte de uno de sus principales líderes, los funcionarios iraníes la encubrieron (anunciando sólo la muerte de un profesor de historia libanés y su hija) y ningún país se ha atribuido públicamente la responsabilidad del asesinato.

Al-Masri, que tenía alrededor de 58 años, fue uno de los líderes fundadores de Al Qaeda y se pensaba que era el primero en la línea para dirigir la organización después de su líder actual, Ayman al-Zawahri, sobre quien también circulan rumores de una posible muerte.

Durante mucho tiempo figuró en la lista de terroristas más buscados del F.B.I., acusado por crímenes relacionados con los atentados con bombas contra las embajadas en Kenia y Tanzania, que mataron a 224 personas e hirieron a cientos.

El F.B.I. ofrecía una recompensa de $ 10 millones por la información que condujera a su captura, y hasta el viernes, su foto todavía estaba en la lista de los más buscados.

Que hubiera estado viviendo en Irán fue un dato sorprendente, dado que Irán y Al Qaeda son enemigos acérrimos por razones religiosas. Irán, una teocracia musulmana chiíta, y Al Qaeda, un grupo yihadista musulmán suní, han luchado entre sí en el pasado.

Los funcionarios de inteligencia estadounidenses dicen que Al-Masri estaba bajo la “custodia” de Irán desde 2003, pero que vivía libremente en el distrito Pasdaran de Teherán, un suburbio de lujo, al menos desde el 2015.

Cuando se conoció la noticia del tiroteo, los medios de comunicación oficiales de Irán identificaron a las víctimas como Habib Daoud, un profesor de historia libanés, y su hija Maryam, de 27 años. El canal de noticias libanés MTV y las cuentas de las redes sociales afiliadas al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán informaron que el Sr. Daoud era miembro de Hezbollah, la organización militante respaldada por Irán en el Líbano.

Pero se trataba, al parecer, de una cobertura creada para el terrorista. Ha habido que esperar hasta este viernes para que fuentes autorizadas de Washington lo identificaran como uno de los activos de Al-Qaeda más buscados por las agencias norteamericanas de inteligencia.

La confirmación de la muerte de Al Masri se produce en un contexto internacional complicado, donde coinciden el relevo presidencial en Estados Unidos, una oleada de protestas sociales en Irán y la decisión de la ONU de ampliar un embargo de armas contra el régimen de los ayatolás.

El presidente saliente, Donald Trump, retiró en 2018 a EE. UU. del pacto nuclear firmado con Irán en 2015, y ha colaborado estrechamente con Israel en la lucha contra el terrorismo y para mantener a Irán fuera del acceso a la tecnología nuclear.

El año pasado, un operativo armado del ejército norteamericano en Afganistán acabó con la vida de Hamza bin Laden, hijo del exlíder de Al Qaeda, Osama bin Laden, que estaba casado con la hija de Al Masri.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.