Agente ‘Fernando’ sobre su hijo que vive fuera de Cuba: “Él me apoya y vive orgulloso de los ideales que defiende su padre”

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

El polémico “agente Fernando” de la Seguridad del Estado cubano, cuya identidad real es la del oncólogo, fue entrevistado este viernes por el periódico oficialista Granma, aprovechando la oportunidad para explicar cómo llegó a convertirse en informante del Gobierno cubano y confesó que su hijo vive en el exilio.

La controversia referente al espía comenzó el lunes de esta semana, cuando Vázquez González reveló su identidad en el Noticiero Nacional de la Televisión Cubana (NNTV), siendo otro intento gubernamental con motivo de difamar y desacreditar al actor, dramaturgo y líder opositor Yunior García Aguilera, principal promotor de la plataforma ciudadana Archipiélago, tratando de apagar la convocatoria a la Marcha Cívica por el Cambio del venidero 15 de noviembre.

Vázquez González y García Aguilera coincidieron en septiembre del 2019 en un taller sobre “El papel de las fuerzas armadas en un proceso de transición”, oficiado en la filial madrileña de la universidad estadounidense de Saint Louis.

En su alegato televisivo, el médico calificó al opositor como un “líder creado por manuales” y un “desestabilizador”, comprado por la contrarrevolución cubana en el exilio y quien busca el enfrentamiento armado contra la población civil de la isla.

Como seguimiento a la narrativa que pretende presentar al “agente Fernando” como un héroe, la prensa estatal se ha volcado en la misión de plagar la biografía pública del galeno con sentimentalismos propios de su discurso populista.

Granma aseguró que el pueblo cubano ha recibido de la mejor manera posible el destape del espía, reconociendo y agradeciendo su labor de 25 años.

Vázquez González contó al medio que su hijo “no vive en Cuba, pero me apoya y me dijo claramente que vive orgulloso de los ideales que defiende su padre. Mis amigos y colegas también han sido un gran apoyo”.

El informante relató que “luego de mi graduación, en ese año, tuve la oportunidad de trabajar en un campamento de lisiados de guerra, que se denominaba 26 de Julio, ubicado en el Cacahual. Allí Cuba recibía a los lisiados del conflicto interno, que estaba ocurriendo en El Salvador. Esa fue mi primera experiencia sobre lo que podía significar un conflicto y me abrió el camino a darle una interpretación real, a actuar para evitar cosas así en el futuro de Cuba. También allí conocí a muchos hombres, que dieron sus vidas por una causa justa”.

Recordó que “en el año 1997 se produce en el país cierto auge de la disidencia, pues aunque ya desde antes se estructuraban grupúsculos contrarrevolucionarios, impulsados desde el proyecto Democracia, del expresidente norteamericano Ronald Reagan, o de la Fundación Nacional para la Democracia (NED), también se veía un crecimiento de los fondos, de direcciones para atender a Cuba, organizaciones subcontratistas de la NED en América Latina y en Europa, etcétera”.

Aseguró entonces que este escenario fue el que provocó que en Cuba surgieran “líderes de manuales”, los que simulaban a los que habían existido en Europa del Este en los años 80.

Alegó que en el taller donde participaron, él fue preparado “para hacer en el sector de la Salud, lo mismo que Yunior ha estado realizando en la cultura”, refiriendo que “la misión es provocar una revolución de colores en nuestro país, se suponía que yo debía movilizar el gremio sanitario, ganar simpatizantes”.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.