VaCuba, una de las agencias que se dedica a este negocio en Miami, hizo una investigación legal para que los envíos no violen las sanciones impuestas por la Casa Blanca

VaCuba, la agencia de viajes y envío de dinero a la isla con sede en Miami, reanudó este 8 de octubre las transferencias bancarias en dólares hacia la isla, luego de una larga investigación legal para no incumplir las sanciones impuestas por Washington al régimen castrista.

“Reanudamos el envío de remesas en dólares que serán depositados en cuentas bancarias de beneficiarios en Cuba. Con ellas podrán comprar en las tiendas en divisas abiertas recientemente en el país”, declaró una fuente de la agencia al Nuevo Herald.

Según el periódico, el nuevo servicio no viola el embargo ni las recientes sanciones contra las tarjetas de American International Service (AIS), una compañía controlada por los militares cubanos que la Casa Blanca sancionó porque se utiliza para financiar el aparato represivo y a los jerarcas del régimen.

“Hemos trabajado muy fuerte en estos últimos meses con bancos y abogados para poder continuar sirviendo a las familias cubanas”, dijo la fuente, sin ofrecer más detalles. Sin embargo, no está claro con qué bancos o a través de qué mecanismos la empresa está enviando las remesas.

La tarifa por envío a la isla es de un 15 por ciento, dijo un trabajador de VaCuba dijo que pidió no ser identificado. “Por cada $100, el familiar en Miami deberá pagar $115. El dinero estará disponible en las cuentas bancarias cubanas entre 24 y 48 horas después de la transferencia”, agregó.

Western Union, la empresa estadounidense líder en el envío de remesas a Cuba, no entrega las remesas en dólares, sino en Pesos Convertibles CUC.

Para enviar las remesas en dólares, los familiares en Miami deben cumplir con las regulaciones de la OFAC, la Oficina de Control de Bienes Extranjeros, que limita los envíos hasta $1000 cada tres meses a cada persona en Cuba.

El gobierno de Estados Unidos sancionó el 28 de septiembre a las empresas AIS que se encargaba de tramitar las remesas vía Panamá hasta su par en la isla, Fincimex S. A., también controlada por los militares.

“Agregar AIS a la lista de empresas sancionadas promueve el objetivo de la Administración de evitar que el ejército cubano controle y se beneficie del flujo de remesas que, en cambio, debería beneficiar al pueblo cubano”, detalló la nota del Departamento de Estado en aquel momento.

En Cuba el dólar vive un momento de auge debido a que tras la suspensión de los vuelos internacionales por la pandemia de coronavirus y la apertura de las tiendas en divisas, los pesos convertibles se han devaluado en el mercado paralelo.

De acuerdo con los cálculos de varios economistas, un tercio de la población en Cuba recibe remesas regularmente. Es un mercado que mueve más de $3700 millones anuales en efectivo por vías formales e informales.

Cuba pasa por una severa crisis de liquidez que ha obligado al gobierno a dolarizar parcialmente la economía, abriendo tiendas en divisas abastecidas con los productos que antes se vendían en pesos convertibles (CUC).

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.