Advierten a estudiantes en Cuba que tendrán que comenzar el próximo curso escolar sin uniforme y con libros de uso, pues no hay materia prima para su confección

El Gobierno cubano ha reconocido esta semana que el próximo curso escolar tendrá que ser iniciado sin contar con todo los uniformes y los libros de textos necesarios, pues la materia prima para la confección de estas prendas y del material didáctico no está disponible en el país.

Mirla Caridad Díaz Fonseca, presidenta del Grupo Empresarial de la Industria Ligera (Gempil), quienes se encargan de la logística y confección de los uniformes escolares, dijo a la prensa estatal que aunque el Gobierno dispuso de más de cinco millones de dólares para la compra de los tejidos, han existido serios problemas en la entrega y arribo de estos a la isla, sobre todo de la tela azul, y accesorios como los botones.

Díaz Fonseca añadió que, no obstante a las limitantes, por el momento se lograron garantizar 3,4 millones de prendas, de los cuales ya se han entregado 2,7 millones fundamentalmente hasta el 28 de febrero y en los grados iniciales. Además, aparte de las prioridades, se otorgaron las bermudas al 76 % de la primaria, 66 % de secundaria, 54 % de preuniversitario y 44 % de politécnico.

Según la presidenta de Gempil, para la primaria están garantizados con sus cuatro prendas los dos primeros grados, y las dificultades están en el resto de las enseñanzas, que solo reciben dos prendas superiores y una inferior.

Gempil se ocupa también de las libretas, la reparación y producción de mobiliarios, los libros de textos y cuadernos, los registros y talonarios de los profesores.

Al respecto se aclaró que no ha sido posible adquirir el ciento por ciento de las materias primas, sobre todo para libros y cuadernos. La demanda actual es de 28 millones de libretas, de ellas 14 millones para la primera etapa, y la industria debe alrededor de cuatro millones en este periodo inicial.

Sobre el abasto de algunos productos de aseo y limpieza, fundamentalmente frazadas de piso, también se informan afectaciones. Tampoco han sido significativas las mejoras en el mobiliario pues apenas se han renovado 200 unidades y la madera es uno de los renglones deficitarios y afectados por la actual situación, dijo la presidenta de Gempil.

La información sobre los uniformes escolares es dada unas semanas después que las autoridades anunciaran el aumento de precio en el que estos serán vendidos a los padres, eliminando de esta forma el carácter subsidiado que tenían hasta la fecha.

Para la enseñanza primaria, las prendas de las niñas tienen un valor de 23.00 pesos la blusa y 35.00 la saya. Para los niños, la camisa tiene ahora un costo de 25.00 pesos, el pantalón corto de 31.50 y la bermuda de 41.50. La pañoleta tendrá un precio de 3.00 pesos. En las enseñanzas secundaria y media, la blusa del vestuario femenino se comercializa a un precio de 31.00 pesos y las sayas a 44.50. Las camisas de los varones se expenden con un valor de 31.50 pesos y los pantalones a 61.50. El distintivo característico de estos niveles educativos adquiere un precio de 2.00 pesos.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%