Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección
*Fotos de Roiniel Ledea

Hace dos días él buscaba la forma de viajar a Bayamo, y probablemente lo hará, pero ya es demasiado tarde. Su padre fue encontrado muerto en esa ciudad y él no ha podido decirle adiós.

Es actor cubano, responde al nombre de Roiniel Ledea y ha estallado por el dolor y la impotencia que le deja la partida de quien le dio la vida.

Ledea estudió en el Instituto Superior de Arte (ISA) en La Habana, en la Facultad Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual y hoy vive en la capital.

Desde allí, exige una respuesta real sobre la causa del deceso de su padre, a quien encontraron dos días después de su deceso.

Su denuncia íntegro a continuación:

Mi PADRE ACABA DE SER ENCONTRADO MUERTO EN BAYAMO.

Llevaba alrededor de dos días fallecido. Fui a cuanta oficina me mandaba el peloteo a gestionar un pasaje, que si al gobierno, que si a transporte. Llegué hasta el Ministerio de transporte y todo en vano.

La radicalización del maldito pensamiento comunista determinó que el fin de semana no hubiera ni una guagua tan siquiera que recoja a todas las personas de todas las provincias a las que se les presentara una urgencia similar a la mía.

No hace falta una pandemia para que las burradas y la mediocridad y la insensibilidad sean las que dirijan este país. Ha sido siempre.

Todas las respuestas negativas. Un taxi desde La Habana me cuesta más de 10000 pesos. Una pérdida enorme también con las llamadas telefónicas, ETECSA, acabando con los kilos de los bolsillos del pueblo.

Medicina legal dio un supuesto dictamen de defunción. Yo quería un examen profundo. Porque yo quería saber la verdadera causa de su muerte. No obstante, voy a ir y desde ya estoy exigiendo un examen a conciencia.

Quiero ciencia. No una respuesta basada en suposiciones sobre una investigación ligera donde la mayor parte de las opiniones las ofrecieron los que menos debieron haber opinado porque no eran ni sus amigos y como familia solo tenían el apellido.

NADIE SE COMUNICÓ CONMIGO COJON-. Ya está enterrado, pero van a tener que exhumar el cuerpo y lo van a tener que hacer como es. Con profesionalidad.

¿Cómo es posible que si hay un muerto y no se va a saber a ciencia cierta cuál fue la verdadera causa, que si hipertensión arterial, que si edema? Todo supuestamente. ¿Ah, que era alcohólico, que apenas comía y que dormía tirado en el piso? Si, es verdad, pero por eso la causa de su muerte no puede ser resultado de lo más superficial. ¿Y se fue envenenado, por ejemplo? ¿Qué análisis se realiza para determinar el envenenamiento?

Mi padre vivía en esas condiciones porque su hermano fue quien así lo determinó. Él vive al lado. Aprovechándose de que yo vivo en la Habana y estaba terminando la universidad y estuve un tiempo sin ir allá.

A su hermano no le basta con tener una buena casa y otra su hijo y dos carros y un patio enorme. Desde que comenzó a expulsar a mi padre de la casa de mis abuelos donde mi padre vivió siempre, me metí en un proceso hereditario para restaurar sus condiciones de su vivienda mientras se realizaba el proceso de Declaratoria de Herederos y de manera legal le restablecía sus derechos.

A sugerencia de mi abogada pedí ayuda a la Fiscalía provincial. Varias veces la Fiscalía fue a visitar para investigar, pero siempre me devolvieron la respuesta más simple, la que encontraron en boca de su hermano.

La que servía de jabón para el lavado de manos. Nunca entendieron que, a mi padre, al pobre, al miserable, el enfermo de alcoholismo y tuberculosis se lo habían quitado todo.

Que le habían dejado solamente un cuarto y un piso. Imagínese que en mis gestiones para conseguir algún tipo de ayuda no pude tener la historia clínica del Hospital Carlos Manuel de Céspedes porque está desaparecida. !Ay Cuba carajo¡ Solo la verdad del infierno la sufrimos los cubanos, mientras la Bachelet y algún que otro miembro de la Unión Europea se entretienen con la manicuri.

No me gusta hablar sobre estos temas en las redes. Pero es demasiada la indignación que tengo por vivir entre tanta mediocridad.

Muerte (palabra que muchos amigos míos odiamos) no te vas a salir con la tuya. Tú tienes poder, pero la duda de que andas nublada la van a conocer mis amigos. Una raya más para ti muerte.

Veremos ahora cuando podré salir para Bayamo, depende de los señores burros de ideas radicales. Cuba tiene que cambiar amigos míos. Esto no puede seguir así.

Por mis historia y por las historias de mis coterráneos es que pido PATRIA Y VIDA para nuestro futuro cubanos. Seguro estoy de que cualquier funcionario sí hubiera tenido un carrito para trasladarse. Los cubanos no. Apenas una bicicleta.

Aquí les dejo fotos de como vivía mi padre, por culpa de su hermano y de la mala gestión y orientación de la Fiscalía Provincial de Bayamo.

Ah, y para aquellos, como el tal Ariel, de medicina legal que se llenó su neuronita con las estupideces de que yo no ayudé a mi padre y mis abuelos. Que pregunte en el correo de Bayamo cuantos giros hay enviados a mi nombre y cuantas carreras he dado por ellos.

TOMADO DE CUBITANOW

Share This
A %d blogueros les gusta esto: