Activista cubano tras el envenenamiento de sus perros: ‘Alzaré siempre mi voz en contra del maltrato animal’

‘Granma’ dice que la protección animal es objeto de ‘manipulación política’ y suma el tema a la guerra contra los medios independientes.

Javier Larrea Formoso, activista de Bienestar Animal Cuba, con su perro Pan. J.L/FACEBOOK

El animalista independiente Javier Larrea Formoso, presidente de Bienestar Animal Cuba (BAC), aseguró que continuará alzando su voz en contra del maltrato animal y buscará justicia tras el envenenamiento de sus perros en Santa Clara.

«Muchos de ustedes saben el amor tan grande que le tenía a mi Pan… que murió de una de las maneras más crueles posible… Recuerdo que minutos antes le pude dar muchos besos, abrazarlo, decirle que lo amaba, mientras moría lentamente soltando espuma blanca por la boca y sangre, empezó con jadeos, no dejaba de dar brincos y sus ojos se volvieron blancos… aquellos ojitos carmelitosos habían desaparecido… Pan había muerto», relató en una publicación en Facebook, donde se disculpó por algunas emociones que lo invadieron durante un video anterior.

«El veterinario vino rápido a mi casa y le puso tratamiento, se pensó en un primer momento que podía ser una intoxicación, pero la realidad demostró ser otra: había sido un envenenamiento. Yo con Peluchín no dudé tanto de cuáles habían sido las razones de su muerte, pero al ver que se repetía la misma historia con Pan pues enseguida confirmé que también había sido envenenado», afirmó.

«Llevamos días en esta ciudad sufriendo en carne propia como envenenan a los animalitos comunitarios, han envenenado perritos del Refugio y perritos callejeros. Indiscutiblemente algo está sucediendo. Las cosas han llegado muy lejos y quiero justicia para todos los animales que han muerto», añadió.

«No sé quién o quiénes pudieron haber cometido este crimen (…), pero van a pagarlo sea como sea. No puedo culpar a nadie porque estaría siendo injusto, a la verdad no tengo la menor idea de quién pudo ser. Es hora ya de que los animalitos en este país comiencen a respetarse como merecen», demandó.

Larrea dijo que «autoridades de la provincia» lo visitaron en su casa y aseguraron que no van a descansar hasta que aparezcan los culpables.

Sin embargo, el jefe del Departamento de Sanidad Animal en la delegación municipal de la Agricultura de Santa Clata, el doctor Liván Rodríguez Alonso, dijo a la emisora CMHW, que la red de clínicas y consultorios de la ciudad no ha recibido notificaciones relacionadas con envenenamientos de mascotas en las últimas semanas.

Por su parte, la doctora Niurka Justiz del Valle, jefa del programa de Zoonosis en la Dirección de Salud Pública en Villa Clara, afirmó que desde que se iniciaron las conversaciones relativas a la Ley de Bienestar Animal y, por indicación del MINSAP, se suspendieron todos los «saneamientos» (sacrificios) en el país.

«¡Duele, duele coño! Estoy cansado de tanta batalla, a veces me desanimo, pero sé que debo seguir por ellos. No voy a callar mi voz. Alzaré siempre mi voz en contra del maltrato animal. No van a silenciarme, no lo harán. Voy a convertir este momento en energía renovada, me costará trabajo, pero lo lograré», declaró Javier Larrea en su publicación.

«(…) Solo pido en honor a Pan y Esperanza la aprobación del decreto ley de bienestar animal en Cuba en este mes y (…) sean juzgadas todas las personas que se atrevan a dañar y lacerar los derechos de los animales», dijo.

Granma mete la protección animal en el saco de la ‘tergiversación política’

Mientras, el diario oficial Granma justificó que «las circunstancias» actuales de Cuba «hicieron necesario un reajuste del cronograma legislativo» de la Asamblea Nacional, que relegó la normativa para el bienestar animal. En un artículo publicado este lunes colocó a la protección animal dentro del saco de la «manipulación política».

«(…) En las redes sociales como en los más connotados medios anticubanos, se ha manipulado el actuar inescrupuloso e inhumano de personas que, motivadas quién sabe por qué nefastas intenciones, han envenenado las mascotas de activistas por el bienestar animal», señaló el artículo.

En este sentido, exculpó a la Seguridad del Estado de la muerte de los canes.

«El mensaje está muy claro, lo que debería ser denuncia a una actitud sumamente reprochable se pierde en el entramado clásico de promover el descrédito hacia las instituciones cubanas, sobre la base de mentiras infundadas, porque, como de costumbre, no existe la menor prueba de lo que afirman», añadió el órgano del Partido Comunista de Cuba.

«Nada justifica la mezquindad de quien deliberadamente asesina una mascota (…) Culpar de ello al Estado cubano, solo porque el dinero así lo manda, distorsiona la verdadera esencia de un acto tan cruel y dice mucho de quienes, aparentemente, comparten el dolor y la indignación por la pérdida», concluyó Granma.

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.