Activista cubano denuncia falta de ataúd y carro fúnebre para familiar fallecido

El activista cubano Tata Poet denunció a través de las redes sociales la falta de carro fúnebre y ataúdes en la isla

El activista cubano Tata Poet denunció la escasez de carros fúnebres. Foto: Composición CPEM

El activista cubano Tata Poet denunció a través de las redes sociales la escasez de carros fúnebres y ataúd que hay en La Habana.

El cubano se refirió a la situación que está atravesando su familia pues no tienen en qué transportar a su tío fallecido.

“Hace algunas horas que falleció mi tío, paciente oncológico, por el cual se tuvo que hacer malabares para conseguir su sangre y que pudiese ser transfundido en varias ocasiones, entre otros desmanes, porque la potencia médica de Cuba brilla por su ausencia, y ni guantes tienen para operar a pacientes graves”, dice parte de la publicación.

El activista cubano además de denunciar que el sistema de salud castrista no funciona, se quejó porque las condiciones de escasez en la isla también ha afectado a las funerarias que no tienen ni ataúd para los fallecidos.

“Ahora mismo me acabo de enterar que no hay carro fúnebre, ni caja, para que sea llevado a la funeraria y que sea velado. No, no hay. Después de que hoy yo fui testigo de todo el despliegue policial, y militar que había en el parque Coyula, y todos los alrededores de la Embajada de Panamá”, escribió en Facebook.

Además aprovechó para dejar claro que el régimen castrista tiene a su disposición los servicios que necesita el pueblo, mientras los antillanos padecen por ellos, como es el caso de las ambulancias.

Tata Poet especificó que en los alrededores de la Embajada de Panamá en La Habana “habían más de 25 patrullas, cerca de 40 motos de la Seguridad del Estado, tres ambulancias, cinco camionetas de las avispas negras, tres camiones pipas, dos rastras enormes en donde trasladan a los presos, cuatro camiones de policía, tres ómnibus, y más de una veintena de carros del MININT (Ministerio del Interior)”.

Recordó el caso de una niña cubana que estuvo tres horas convulsionando hasta perder la vida, esperando una ambulancia que nunca llegó.

“Hasta cuándo es el descaro de ustedes? Claro, claro, hasta que lo dejemos de permitir, pues perfecto…. Tienen dos horas para que mi tío sea llevado con su familia al velatorio. Tienen dos horas para que aparezca el carro, la caja, y todo lo necesario para que este hombre y su familia logren descansar”, señaló.

El activista cubano manifestó su molestia ante la situación, afirmando que ya no soportará tantos atropellos contra el pueblo que sigue siendo víctima del abandono del castrismo.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%