Juan Luis Bravo Rodríguez, coordinador de Unión por Cuba Libre en Guantánamo, fue llevado a prisión por no pagar una multa del Decreto-Ley 370

El activista guantanamero, Juan Luis Bravo Rodríguez, coordinador en su provincia del partido Unión por Cuba Libre, “fue llevado a prisión el pasado 15 de septiembre, por no pagar una multa que le fue impuesta en virtud del Decreto-Ley 370”, según reportó CubaNet.

Según declaró Enrique Mustelier Sosa, al citado medio independiente, “el opositor fue sancionado a dos años y 20 días de prisión. Además, desde que llegó a la Prisión Provincial fue enviado a régimen de aislamiento”.

“Desde hace rato la Seguridad del Estado quería quitarse a Juan Luis de arriba, debido a su activismo aquí en Guantánamo”, señaló Mustelier Sosa

El pasado 20 de mayo, el opositor guantanamero fue multado con 3000 pesos (equivalente a 120 dólares) en virtud del Decreto-Ley 370,  y según declaró en aquel entonces a CubaNet, también fue amenazado por “el jefe de la Unidad de Enfrentamiento, conocido como mayor Kevin” en Guantánamo, con ir a prisión si no cesaban sus actividades en el partido Unión por Cuba Libre y en el Proyecto Emilia, que rige el doctor Elías Biscet.

Bravo Rodríguez cuestionó el acoso policial y se negó a pagar la multa, impuesta por “publicar información en contra del sistema en su página de Facebook, según le informó el inspector del Ministerio de Comunicaciones que le aplicó la norma”.

“Tus publicaciones van en contra del presidente Miguel Díaz-Canel y de Raúl Castro. También son un atentado a la Seguridad del Estado”, le indicó el funcionario.

CubaNet precisa además, que el pasado 3 de septiembre, Bravo Rodríguez fue detenido por agentes de la Seguridad. El activista salía de una tienda estatal luego de comprar un teléfono móvil y cuando los oficiales del régimen lo interceptaron, le quitaron el equipo y se lo destruyeron.

Al día siguiente, casi 24 horas después del arresto arbitrario, fue liberado. Horas más tarde fue vuelto a citar vía telefónica a una unidad policial. “Allí lo mantuvieron incomunicado durante algunos días, hasta que le avisaron que sería procesado por el delito de impago de multas”, se detalla en la información publicada.

El director ejecutivo del PEN Club Internacional, Carles Torner, manifestó su preocupación por el arbitrario Decreto-Ley 370 y las crecientes limitaciones para la libertad de expresión en internet, que sufren los cubanos y particularmente escritores, periodistas y otras voces independientes del régimen.

El PEN Club es la única asociación mundial de escritores. Fue fundada en Londres en 1921 para promover la amistad y cooperación intelectual entre autores de todo el mundo.

Torner es doctor en ciencias de la educación, poeta, novelista y ensayista. Considera que “el Decreto-Ley 370 debe ser declarado inconstitucional pues atenta contra la libertad de expresión y de prensa” en Cuba, afirmó durante una entrevista con el periodista de Radio Televisión Martí, Pedro Corzo.

Para el director del PEN Club, la persecución del régimen a quienes ofrecen visiones alternativas al relato oficial es una situación de lo más preocupante, “porque somos muy conscientes nosotros como asociación de escritores que cada vez más, internet es un espacio de creación literaria, de ensayo, de pensamiento”.

También se encuentra en curso una denuncia contra el Decreto Ley 370 de Cuba ante el Alto Comisionado de las Naciones Unidas. Así lo expresó en una rueda de prensa virtual a mediados de junio el presidente de Prisioners Defenders (PD), Javier Larrondo.

Esta ONG recabó 33 casos, por medio de entrevistas, traslado de documentación probatoria, grabaciones, imágenes y finalmente un formulario online que tipificaría ciertos aspectos de las violaciones.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.