Un accidente con un tren de carga ocurrido en la tarde del martes a la altura del kilómetro 468 de la Vía Central, en Camagüeyafectó la circulación de los trenes La Habana-Holguín y Guantánamo-La Habana.

La Unión de Ferrocarriles de Cuba y la Empresa de Trenes Nacionales de Pasajeros indicaron que se toman “las medidas necesarias para restablecer el tráfico ferroviario en la Vía Central en el menor tiempo posible”.

El comunicado -difundido en la prensa cubana– añade que las entidades del Ministerio del Transporte y las autoridades provinciales han previsto, de forma coordinada, “un conjunto de medidas organizativas” para garantizar viajes seguros al lugar de destino de los pasajeros, lo que estiman “sucederá con un determinado tiempo adicional al previsto”.

“Se toman las medidas necesarias para restablecer el tráfico ferroviario en la Vía Central en el menor tiempo posible”, añade la nota, e indica que se puede obtener mayor información en el teléfono 78810986.

La máxima entidad ferroviaria en Cuba concluye ofreciendo “disculpas por las molestias ocasionadas”, aunque no hace mención de posibles alternativas de viaje -por carretera, por ejemplo- en el caso de aquellas personas que estuvieran necesitadas de arribar a sus destinos cuanto antes.

La nota tampoco precisa cuál fue la causa del accidente ni precisa los daños concretos en el tren o en la vía.

A mediado de agosto, el último vagón de un tren de pasajeros se descarriló en Nuevitas, también en Camagüey, aunque no se registraron heridos. La presunta causa del incidente en ese caso fue la lluvia.

Previamente, en marzo, un tren de carga se salió de las rieles e interrumpió el tráfico sobre la línea que conecta al occidente y oriente del país. En esa oportunidad el tren había partido de la Terminal Marítima de Cienfuegos y su destino era la provincia de Ciego de Ávila. 

El descarrilamiento de marzo dejó severos daños a lo largo de 120 metros de vías férreas, según precisó entonces un funcionario del sector ferroviario.

En medio de la crisis del coronavirus de los últimos meses, el transporte ferroviario llegó a estar interrumpido en algunas zonas del país y cientos de cubanos quedaron varados en varias provincias, sin medios de transporte para regresar a sus casas tras los cierres decretados por el gobierno. 

La crisis de transporte en Cuba hace difícil la movilidad en épocas normales, y la situación se ha agravado durante la pandemia, pues los medios alternativos de transporte también se han restringido. 

Habitualmente los viajes por ferrocarril suele ser una solución más económica para muchas familias, en comparación con las rutas en ómnibus.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.