63 recién nacidos habrían muerto por sepsis en hospitales de Santiago de Cuba

Una comisión de Salud Pública y del Programa de Atención Materno Infantil estarían investigando ‘posibles brechas en la vigilancia epidemiológica y en las normas higiénico-sanitarias’.

Hospital Infantil Sur de Santiago de Cuba, conocido como La Colonia. EL CHARGO – SANTIAGO DE CUBA/ FACEBOOK

Una comisión nacional del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) y personal adscrito al Programa de Atención Materno Infantil (PAMI) estaría investigando casos de sepsis intrahospitalaria neonatal en Santiago de Cuba que habrían causado el fallecimiento de 63 recién nacidos, informó la página informativa El Chago – Santiago de Cuba en Facebook.

Las muertes de los bebés se habrían registrado durante los primeros seis meses de este año, de acuerdo con una información ofrecida por un trabajador de un hospital materno al independiente Periódico Cubano

Una fuente consultada por la plataforma santiaguera dijo que los decesos «se asocian a posibles brechas en la vigilancia epidemiológica, lo cual pudiera explicarse por la dinámica hospitalaria, unido quizás a posibles violaciones de normas higiénico-sanitarias«. El especialista aclaró que «no se descartan los antecedentes de infecciones maternas, aunque este problema se ha vuelto menos común porque se examina a las mujeres durante el embarazo».

La persona citada por El Chago añadió: «Se aislaron gérmenes en las neonatologías, en parto, y en los filtros de incubadoras, la complejidad de la situación con el surgimiento epidémico de la sepsis hizo que las neonatologías fueran trasladadas desde el Hospital Materno Norte Tamara Bunke Bider al Hospital General Docente Dr. Juan Bruno Zayas Alfonso (Clínico Quirúrgico); en el Hospital Materno Sur (Clínica Los Ángeles) las trasladaron a otro piso; en el clínico luego las pusieron en otra sala».

«La sepsis nosocomial es una patología frecuente en las unidades de cuidados neonatales, en cuya etiopatogenia están involucrados múltiples factores, tales como la edad gestacional, gravedad de la enfermedad, uso de antimicrobianos, la nutrición parenteral, los reiterados procedimientos invasores tales como catéteres venosos centrales, ventilación asistida, a los que se suma la inmadurez inmunológica natural de los neonatos, así como la coexistencia de otros factores como el bajo peso al nacer, y la prematuridad. Uno de estos factores o la suma de varios de ellos, hace fértil el camino, y la sepsis neonatal nosocomial desemboca muy fácilmente en síndrome de disfunción múltiple de órganos, un evento grave y generalmente mortal si no se detecta tempranamente», concluyó.

Otra fuente del grupo informativo de Santiago de Cuba en Facebook dijo: «en Santiago tenemos un propósito de tasa de (mortalidad infantil de) cuatro y está en 11 y algo. Jeringas, guantes, han escaseado, pero siempre ha habido algo. Falta de antibióticos no hemos tenido; incubadoras y ventiladores nunca han faltado».

«El personal es el que se ha ido agotando, madrugadas y madrugadas despiertos, y muchas veces al otro día sin relevo. Los neonatólogos se están yendo, algunos estuvieron en sus casas acogidos a la ley, otros de misión, o idos del país en el éxodo masivo, y sin contar el que se enferma, o sale de licencia. Por eso a veces ha habido sobrecarga de trabajo en los pocos que están acá», añadió.

«El PAMI te quita y te pone a trabajar donde le da la gana a él, porque, según ellos, somos su recurso humano. Este año, también, la especialidad ha sufrido bajas de varios residentes por decisiones arbitrarias de muchos de los jefes. Acá hay dos equipos de trabajo, los de servicios cerrados y el abierto, y los intercambian porque ellos lo deciden así. Aunque todos son neonatólogos, cada uno se ha verticalizado en algo que ya conoce con mayor profundidad», explicó.

Según la fuente citada por El Chago, «en la provincia ya hay más de 64 niños fallecidos». Dijo que solo en el municipio estaban cerca de las 40 defunciones. 

«El ministerio dice que va a estar un buen tiempo en Santiago. Somos la provincia con más niños fallecidos. Están revisando todos los policlínicos y hospitales maternos. Los niños entran con síntomas leves y se complican en la terapia de La Colonia», concluyó.

«Las muertes pediátricas relacionadas con esta publicación no son las primeras que ponen de manifiesto la crítica situación de los servicios de salud que nos hemos mantenido denunciando. Son muchas las familias de esta parte de territorio oriental cubano las que luchan aún para retomar sus vidas dentro del dolor causado por la ausencia que sus muertos», señaló El Chago-Santiago de Cuba.

En el primer semestre de 2022 la tasa de mortalidad infantil en Cuba fue de 7,3 niños fallecidos por cada mil nacidos vivos. Al anunciar el dato, que siempre han empleado las autoridades como bandera para hacer propaganda de su sistema, el ministro de Salud Pública José Ángel Portal Miranda admitió que la sepsis adquirida estuvo las principales causas de muerte.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%