Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

Yoennis Domínguez, residente en Santiago de Cuba, fue condenado a 5 años de prisión por difundir en redes sociales un video grabado durante el enfrentamiento entre vecinos y militares, luego de la violación de una niña de ocho años

Yoennis Domínguez de la Rosa, residente en Santiago de Cuba, fue condenado a cinco años de prisión por difundir en las redes sociales un video grabado durante un enfrentamiento entre vecinos y militares en Santiago de Cuba. El disturbio fue motivado por la indignación ante la violación de una niña de ocho años, en febrero de 2020.

La sentencia le fue entregada el pasado miércoles, según dijo a Radio Martí. “Cinco años de trabajo correccional con internamiento”, explica Domínguez de la Rosa, “cinco años por atentado y dos años por desorden público; sanción conjunta, cinco años”.

Tras los hechos, el joven fue llevado a prisión, donde permaneció por cinco meses y veinte días, y salió bajo fianza en agosto, sin que se le hubieran presentado cargos, hasta que en septiembre le fue entregada una petición fiscal de nueve años de cárcel.

Según Domínguez de la Rosa, la petición fiscal “estaba llena de agravantes”, entre ellos, el de haber cumplido ocho meses de privación de libertad en 2014, cosa que, explica, nunca ocurrió.

Al ser llevado a juicio, en noviembre pasado, donde tampoco fueron presentadas pruebas en su contra, añadió.

“No hay una prueba que puedan mostrar, porque, en 93 videos que subieron, no aparezco ni en un video ni en una foto. Entonces, el perito de audio, el que podía hacerme el reconocimiento de voz -porque me acusan de que yo estoy incitando a las masas a que tiren piedras-, declaró en el juicio que él no puede asegurar, ni confirmar, que yo soy el que estoy gritando”, explicó el acusado.

La única evidencia que tiene la policía, señaló, es la encontrada en su teléfono celular, en el cual pudieron comprobar que había realizado la grabación en el lugar de los hechos.

“El fiscal se refirió a mí como que yo era el joven que había publicado un video en mis redes sociales, el cual avergonzó al país”.

Domínguez de la Rosa, con dos hijos menores de edad y la esposa con cinco meses de embarazo, dijo haber iniciado este jueves los trámites de apelación de la condena porque, de no hacerlo, tendría que ingresar en prisión el próximo 25 de marzo.

Cadena perpetua para el violador

Desde noviembre del 2020 se conoció que el Tribunal Provincial Popular de Santiago de Cuba impuso la sanción de privación perpetua de libertad a Alejandro Luis Wilson Corona, el violador de la niña de ocho años, en esa oriental provincia.

La sanción, impuesta alternativamente a la pena capital o sanción de muerte, fue apelada por el acusado ante el Tribunal Supremo Popular mediante el Recurso de Casación que le corresponde constitucionalmente para impugnar resoluciones judiciales.

En la información enviada al medio provincial por la fiscal jefa de Santiago de Cuba, Maritza Paredes Pera, se detalla que Wilson Corona fue hallado culpable en la vista del juicio oral de la Causa 147/20 del Tribunal Provincial, por el hecho de violación a una menor en las inmediaciones del centro urbano José Martí, el 8 de febrero del 2020.

La nota refiere al condenado como ciudadano cubano de 34 años, vecino de la ciudad oriental, de “desajustada conducta social y multirreincidente en la comisión de hechos delictivos”.

Su violación a la menor provocó tal indignación popular que estuvo a punto de ser linchado por vecinos del reparto Nuevo Vista Alegre, quienes rodearon la vivienda en la que se encontraba escondido tras la violación.

El intento de linchamiento acabó en pelea campal con las fuerzas policiacas. La intervención policial no pudo contener la ira de la población, que logró acorralar y apedrear al hombre. Fueron convocados entonces los efectivos de la Brigada Especial del Minint (“boinas negras”) y fuerzas antimotines especialmente equipadas para tratar de contener la situación.

A pesar de ello, los vecinos siguieron lanzando piedras a los efectivos policiales, que hicieron varios disparos al aire como advertencia.

TOMADO DE ADNCUBA

Share This
A %d blogueros les gusta esto: